LA LANGOSTA: LA VEDA COMO LA SOLUCIÓN PARA SU USO SOSTENIBLE EN LA GASTRONOMIA DOMINICANA

 IMG_1981El hombre, se ha caracterizado por ser una especie muy eficiente en el uso de los recursos naturales para asegurar su supervivencia. Tanto es así, que las poblaciones humanas están creciendo exponencialmente, y de manera acelerada. Esto trae como consecuencia directa, que aumente la demanda por los recursos alimenticios que utiliza. Este incremento en la demanda, el acceso sin restricciones a los recursos naturales y la falta de jurisdicción sobre los mismos, contribuye a incentivar un continuo incremento del impacto antropogénico.

Debido a este resultado tan evidente, el hombre ha desarrollado diferentes medidas para disminuir su impacto sobre los recursos naturales. Los casos más tradicionales de estas medidas lo constituyen la agricultura, y la ganadería. Algunos de menor intensidad pero de mayor alcance incluyen la protección de áreas para que los recursos se regeneren de forma natural, regulaciones de los métodos de cacería o pesca, y los cierres permanentes o temporales de las actividades de cacería o pesca, también conocidos como vedas.

La falta de conocimiento o la dificultad que supone trabajar en el mar, nos ha llevado a la utilización de medidas menos intensas, como seria el cultivo de especies, para asegurar la utilización sustentable de los recursos. Entre éstas podemos mencionar los métodos de pesca y regulaciones de tamaños mínimos de captura. Muchas de estas medidas, resultan muy difíciles o costosas de implementar. Es por esta razón que en la actualidad se promueve la creación de áreas cerradas a la pesca, y las vedas, las cuales resultan en alternativas más prácticas y adaptables a la realidad Dominicana.

 Las vedas se establecen para proteger durante los meses de reproducción,  las especies de importancia comercial o aquellas que se encuentran amenazadas. Estas especies están representadas principalmente invertebrados marinos y peces.

 Existe una veda de langosta entre el 1ero de Marzo y el 30 de Junio para permitir que las langostas se reproduzcan.  La  mayor parte de su reproducción ocurre en estos meses y es de suma importancia respetar este período de veda para evitar la destrucción de millones de huevos. Si no le  damos la oportunidad de reproducirse no permanecerán más en el futuro.

 Existe mucha información, así como datos curiosos poco conocidos sobre la langosta. Un 99% de sus huevos morirán antes de que se puedan empollar. Se tiene la errada concepción de que si se pesca la madre y se dejan los huevos, los mismos se desarrollarán. La verdad es que si los huevos son despojados de la madre los mismos morirán porque no saben subsistir sin la protección de ella. Si se toca o se molesta la langosta durante la época de reproducción se podría aumentar la mortalidad de sus huevos. El macho deja esperma abajo de la cola de la hembra para fertilizar sus huevos.  La hembra descarga sus huevos hacia el esperma donde se fertilice y después ella los guarda en su cola por 2 meses.  Los huevos crecen y se ponen del color rojo.  Al final de los 2 meses, la hembra busca un sitio correntoso para descargar todos sus huevos.

Los huevos viven en una etapa de plankton por 6-10 meses para llegar a desarrollarse en larvas juveniles. Los juveniles viven en los manglares y pastos marinos por que pueden esconderse de los depredadores. En 3-5 años, llegarán a ser adultos reproductores y completar el ciclo que les dio vida.

Después de entender un poco mejor el ciclo de vida de la langosta quizás se logre crear conciencia en cuanto a la importancia que tiene la pesca responsable de esta especie.